Opinar 508800-pokemon-go

Published on agosto 18th, 2016 | by Enrique Sepúlveda

0

Pokemon Go vs Cavernícolas

Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

En algún punto de la historia se vio con malos ojos poner la carne al fuego o reemplazar los caballos por el vertiginoso automóvil (que no andaba a más de 40km por hora). Hoy, crece la pila de libros y artículos que analizan la resistencia al cambio y a las nuevas tecnologías.

Y con horror veo como nuevamente se repite en la historia la vetusta crítica hacia nuevas generaciones, que adoptan a ojos cerrados una nueva tecnología, igual como los peces nadan en el agua. En pleno siglo XXI, todavía existe la resistencia al cambio. En pleno siglo XXI todavía se ve con malos ojos que las nuevas generaciones se adapten al futuro.

Imagino un anciano sosteniendo una bolsa de papel con una mano y alzando su bastón a los cuatro vientos (cual Doctor Chapatín) emitiendo improperios a los jóvenes y alocados muchachos que abrazan las nuevas tecnologías.

La locura y enajenación del personal stereo. El caos y rebeldía del rock and roll. La descabellada idea de emprender el vuelo, como los pájaros.

¡Si Dios hubiese querido que voláramos nos habría dado alas! Grita en mi mente ese viejo cavernícola. Seguramente una frase similar fue emitida cuando alguien decidió subirse a un bote para flotar sobre las aguas.

La verdad es que si quienes se resisten al cambio y las nuevas tecnologías hubiesen ganado, todavía viviríamos en los árboles (porque a qué loco se le ocurre bajar al suelo a buscar alimentos en tiempos de sequía, mucho menos buscar refugio en cuevas o bajo techo durante una tormenta).

Pokemon Go es mucho más que un juego. Y por lo que importa, el Smartphone es mucho más que un dispositivo para hablar por teléfono. Pokemon Go, como subproducto de las tecnologías móviles es mucho más que un juego de moda.

Pokemon Go es un software masivo que por primera vez ha puesto en manos del consumidor masivo una interfaz de realidad aumentada (actualmente se encuentra en desarrollo la realidad virtual, la realidad aumentada y la realidad mixta). Y al hacerlo y convertirse en un éxito tan masivo, que incluso ha marcado récords mundiales de adopción de software, se ha transformado en la definición y base de lo que la gente entiende en torno a esta tecnología.

En algún punto de la historia, la marca Jeep se convirtió en tal referente que desde ese punto en adelante el modelo de vehículo comenzó a ser llamado por la marca del modelo más exitoso. Lo mismo ocurrió con el confort, el hush puppie y las bebidas cola.

La conquista de nuevas fronteras es la que permite a nuestra especie seguir avanzando. Sean estas fronteras económicas, físicas o tecnológicas.

Este año en particular, 2016, es un punto de inflexión tecnológico. Con la masificación de los teléfonos móviles, las aplicaciones han abierto un portal para experimentar con nuevas tecnologías directamente en el bolsillo o mano de cientos de miles de usuarios.

Este año, 2016, es el año en que comienza la carrera por la realidad virtual, aumentada y mixta. Piezas como Oculus Rift, PlayStation VR y Holo Lens saldrán al mercado masivo con la real y potencial capacidad de cambiar por completo el mundo.

Seremos capaces de sumergirnos por completo en realidades virtuales, mundos imaginarios o ver desaparecer la línea divisoria entre el mundo virtual y el real.

Pokemon Go es un punto de partida, pero los alcances que estos cambios tendrán a futuro, abarcarán ámbitos como la productividad, las comunicaciones, la filosofía e incluso la misma capacidad que tenemos para desarrollar nuevas tecnologías.

Libros como Ready Player One y Snow Crash predicen parte de ese futuro, al igual que series animadas como Sword Art Online y ./Hack.

Y aunque es cierto que en el camino muchos caerán en los excesos, también es cierto que la capacidad para excederse y abusar no es dependiente de una tecnología, sino del ser humano. Alcoholismo, tabaquismo, fobias, trastornos obsesivos compulsivos, obesidad mórbida y gente socialmente inadaptada que prefiere vivir rodeada de libros en vez de personas son solo algunos ejemplos.

Así que la próxima vez que veas alguien jugando Pokemon Go, mirando su teléfono en la calle o escuchando música con audífonos, en vez de arrugar la nariz y mirar con horror a las nuevas generaciones, piensa que los zapatos y la ropa que llevas puesta, fue en algún momento también una locura y es, aunque no lo creas, una pieza de tecnología.

Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Email this to someone


About the Author

Enrique Sepúlveda

Periodista consultor especializado en contenidos digitales, arquitectura de información, experiencia de usuario y usabilidad web. A veces diseñador, a veces redactor, a veces analista de estadísticas. Fanático de Japón.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top ↑