Opinar CG

Published on junio 30th, 2015 | by José Luis Navarrete

0

¿Qué habrá sido de los CG?

Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Los dibujos por computadora o CG (Computer Graphics) son tan habituales en el campo audiovisual como incomprendidos por todo el mundo … a nivel perceptual por lo menos.

Tengo la impresión de que los científicos de la percepción (psicólogos, neurólogos, neuropsiquiatras) aún no han dicho «esta boquita es mía» con respecto a los CG. Yo quisiera plantear algunas inquietudes porque, como profesional vinculado a los CG, jamás he sabido qué sensaciones producen los CG en la mayoría de la gente.

Los gráficos CG, desde 1990 hasta 2010 (más o menos), eran llamados «animaciones 3D» o «el 3D» por los usuarios de la computación gráfica, tales como técnicos en efectos especiales, publicistas, diseñadores gŕaficos, diseñadores industriales, arquitectos y algunos ingenieros.

3D, como para ir adentrándome en mi propia columna, es la abreviación de 3 dimensiones. Y esto es: las 3 dimensiones espaciales en las que habitamos: ancho, alto y profundidad.

Los CG son programas de computador que aplican fórmulas de geometría y física para dibujar/imitar objetos en 3D dentro de un monitor. Las fórmulas de geometría hacen posible que los softwares CG puedan calcular y luego:

  • dibujar objetos «fugados» o en perspectiva dentro de un monitor
  • mover estos objetos 3D con respecto a otros objetos 3D, dentro de un monitor
  • dibujar personajes 3D animados dentro de un monitor
  • dibujar las sombras de los anteriores objetos 3D dentro de un monitor

… y otras cosas más.

Me gustaría solicitar, al muy paciente lector de esta columna, que piense en los softwares CG (o softwares 3D) como herramientas para crear imágenes en 3 dimensiones, pero sin olvidarse que la 3era dimensión está solamente dibujada, tal como lo haría un pintor de paisajes. Mientras que en una pintura hay dos dimensiones que son reales (el ancho y el alto de la tela), la profundidad de la escena es una mentira.

Pero el término 3D se mudó de casa.

Actualmente la palabra 3D refiere a una técnica que, ocupando unos lentes especiales, convencería al usuario de que lo que está viendo tiene profundidad; que los objetos que ve se pueden tocar o rodear. La técnica es bien simple y está basada en la visión habitual: para que se produzca la «sensación de profundidad», nuestros ojos deben recibir dos imágenes (una para cada ojo) de una misma escena, con la condición de que las dos imágenes sean encuadres distintos pero próximos.

Es como ver la escena desde dos puntos de vista al mismo tiempo y que se amalgaman en uno solo punto de vista. Así es como el cerebro genera la sensación de que las cosas tienen profundidad.

Ocupando mis propias palabras, siendo que la profundidad de una pintura, fotografía o filmación es una mentira, ahora con los lentes 3D se vuelve una mentira muy creible.

Mientras que las imágenes CG son imitaciones computacionales de lo que el ojo ve (y el ojo ve en 3D) pero impresas en un soporte 2D (monitor, cine, jpg), el 3D de los lentes sí es capaz de generar la «sensación 3D»; es por esto que estoy de acuerdo que el término 3D haya sido reasignado a los lentes 3D … que haya cambiado de dueño.

Hace unos días atrás, conversando con un sobrino (6 años) acerca de la película Avengers, hice un experimento y le pregunté cómo pensaba que habían «hecho» a Hulk. La respuesta me sorprendió mucho: «es un actor que le ponen cosas para que se vea grande».

Yo estaba 90% seguro de que me diría «lo hicieron en computador» … que me diría que Hulk era un CG, lo que finalmente es cierto: el personaje Hulk que vimos en Avengers, está creado dentro de una computadora.

Pero claro, solo me estaba proyectando al pensar que la respuesta de mi sobrino sería la correcta: que Hulk de los Avengers es un CG. Y digo “me estaba proyectando” porque yo sí sabía que Hulk es un CG.

Hace uno o dos años atrás, otro familiar (36 años, mujer) manifestó que cierto personaje CG de una película que nos encontrábamos viendo se veía falso … o se notaba demasiado que era un CG. No le concedí mucho mérito porque pensé que su afirmación se debía más bien a que el CG en cuestión era una criatura imposible; debe haber sido un dragón gigante o algo así, no recuerdo bien, pero si estoy seguro que era algo de esa categoría.

El asunto es que miré en menos la acertividad de mi pariente porque creí que se debía más a la imposibilidad de la existencia de tal monstruo que a la agudeza de su ojo. Por supuesto asumo que mi pariente fué honesta al darme su opinión; que no estaba mintiéndome. Su conclusión es correcta, pero creo que esta persona llegó a esa conclusión por accidente.

Es como si hubiera confundido su sentido común con el sentido de la vista: su sentido común le decía «este monstruo es imposible que exista» pero sus ojos le decían «este monstruo existe».

Digo, los ojos de mi pariente deberían haberle avisado «este monstruo existe», porque el CG en cuestión (¿cuestionado?) estaba correcto formalmente. La iluminación del monstruo, la textura y deformación de su piel eran correctas físicamente hablando … el problema es que los monstruos son un mito, y después de eso no hay mucho que pelear.

Hay una diferencia entre mi pariente niño y mi pariente adulta con respecto a los CG: mi pariente adulta (y yo también) asistimos al inicio y desarrollo de los CG, mientras que mi sobrino nació después de la creación de los CG.

Onda a. de CG y d. de CG.

Creo que no es poca cosa tener en el cuerpo la experiencia de haber asistido como espectador al desarrollo de los CG, entre otras cosas porque hemos visto que se han puesto cada vez más convincentes. Comparen los monstruos gigantes exibidos en The Spawn (1997) con el último Godzilla (2014).

 

The Spawn vs Godzilla

Bueno, reconozco que los mostruos CG de The Spawn eran falsos hasta para la propia fecha en que se exibieron. Sin embargo, aquel estándar, si se aplicara el día de hoy sería un suicidio. Y porque sería un suicidio llevar hoy al cine un CG tipo The Spawn (en la imagen, el monstruo de la izquierda), podemos decir que los CG han mejorado.

Entonces, para que las personas puedan reconocer un CG, se debe cumplir que:

  • la persona que lo reconoce sabe de la existencia de los CG como recurso de efectos especiales
  • lo que se está viendo es un personaje imposible

De lo anterior, podemos deducir que las personas no reconocerán un CG si:

  • esta persona no está informada de la existencia de los CG
  • si el CG aún se parece a objetos de la realidad

Puede ser. Desde ya le advierto al lector de que hay muchas películas donde, en vez de usar dobles o escenarios reales, se han aplicado CGes para abaratar costos de producción. Yo mismo he visto making-off de películas que había visto en las salas de cine, donde crédulamente había pensado que tal escena o tales extras eran reales, para luego ser avisado de que procedían de un computador. Y eso que, me permito recordarle al lector, he trabajado haciendo CGes.

Quisiera hacer una analogía entre los CG y la cirujía estética:

He estado en mil doscientas conversaciones donde se habla de lo mal que quedan las mujeres que se intervienen el físico con cirujía estética. La tónica de la conversación es siempre la misma: «en vez de quedar mejor con la cirujía, quedan más feas y con menos plata».

Pero aquella sentencia irrevocable y brutal no tiene en cuenta un fenómeno lógico: quedar estéticamente bien después de practicarse una cirujía, es quedar «natural», y lo natural, por ser habitual, es invisible a los ojos.

Dicho en castellano: si vemos a una mujer y consideramos que su apariencia «es de nacimiento», jamás pensaremos que ha sido intervenida con cirujía estética.

Prejuicio:        Cirujía estética:

300 goles        0 goles

Bueno, algo parecido nos podría estar pasando con los CG; los buenos CG no se anotan como CG, se anotan como objetos reales.

Hollywood nos podría estar pasando goles.

Para ilustrar cómo puedo yo mismo estar siendo víctima de mi propia duda, declaro lo siguiente: que los CG aún no pueden pasar desapercibidos cuando imitan:

  1. un rostro humano
  2. objetos y seres no existentes en la realidad

El problema es que si alguna vez vi en el cine:

  1. un rostro humano CG, que en su minuto pensé que era «real» o
  2. algún extraterrestre CG, que en su minuto pensé que era un actor de carne y hueso,

en este minuto no los estoy metiendo al saco de «un buen CG» … ¿se entiende la paradoja?.

Terminando ya esta columna, quisiera alentar al lector a postear en nuestro blog acerca de qué tan inocente o consciente se siente en cuanto a reconocer un CG, y por qué.

Y ahora si que me despido, pero lo haré a lo grande; con una imagen CG perturbadora. El autor de esta imagen CG se llama Zbynek Kysela, pero igualmente daré el link de donde publicó su trabajo, por si las moscas: http://etcz.cgsociety.org/art/human-maya-face-mental-ray-photoshop-zbrush-jonas-3d-988017

render

Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Tags: , , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top ↑