Opinar disp-dest-madmax2

Published on mayo 25th, 2015 | by José Luis Navarrete

1

El Mad Max 80ero y las tribus urbanas

Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Mad Max ya tiene su sucedáneo y este sucedáneo, Mad Max Fury Road, ya fue comentado en este blog.

Pero yo quisiera contar a los amables lectores, mi visión acerca de la película Mad Max II: El Guerrero del Camino (The Road Warrior) original, aquella película dirigida por George Miller y que vió la luz (guiño para los que saben de óptica) el año 1981. Bueno, George Miller también es quien dirige y escribe este especie de remake llamado Mad Max Fury Road; o sea, se repite el plato.

¿Han escuchado el dicho “segundas partes nunca fueron buenas”? … bueno, ese dicho no aplicó para nada a Mad Max II (la de 1981, insisto). Es una película mucho más taquillera que su 1era parte. Tan así, que cuando a un chileno ochentero (como yo) le preguntas por Mad Max y te dice que la vio, te está diciendo que vio Mad Max II y no exagero; es probable que ni sepa que hay un Mad Max I.

¿Por qué será? … me gustaría saberlo a mi también, y es por este anhelo que les recuerdo que abajito de esta humilde columna hay un foro donde pueden hacer llegar toda la info que quieran … bienvenidas las especulaciones también.

Yo rallo la papa con Mad Max 2 (y un poco con Mad Max 3 también), entre otras cosas, porque encuentro que es un registro visual e ideológico acerca de la juventud ochentera … y ojo que yo era niño en aquella década.

¿A qué me refiero con eso de registro visual/ideológico?, a que, visualmente, la película echa mano de las tribus urbanas de los ochentas (también de los setenta).

Vemos por un lado en Mad Max II, unos punks organizándose en torno a la ley del más fuerte, y por otro lado a unos hippies viviendo en comunidad. Por si fuera poco, a los hippies de Mad Max II pudimos verlos cumpliendo con lo que debe ser el 2do o 3er mandamiento hippie, a saber, el autoabastecimiento.

Los hippies y los punks son el testimonio visual 80ero al que me refiero.

Mad Max 2 VHS 800

Ahora el ideológico:

Pasa que en los ochenta se cantó, filmó, fotografió y pintó una y otra vez el famoso miedo al botón.

El miedo al botón es una sinécdoque acerca del uso de la bomba nuclear, pero también es una alusión indirecta a la famosa guerra fría. Tu sacas la guerra fría y los ochenta habrían sido algo completamente distinto a lo que fueron.

Para muestra, algunos botones (de los botones buenitos):

  • En los 80 había un grupo New Wave alemán llamado Alphaville, que compuso una de las canciones para mi, más hermosas: Forever Young. Esta canción, en el segundo 0:25, dice “Are you gonna drop de bomb or not” (“¿vas a arrojar la bomba, o no?”).
  • En nuestro Chile, Los Prisioneros ironizaban en la canción Pa pa pa acerca de el botón. Ver segundo 0:20. Y si Los Prisioneros acusaban al miedo al botón de ser una protesta sobre explotada, quiere decir que mi tesis no anda tan mal.

Yo sé que la guerra fría y el miedo a la bomba atómica nacen por allá por 1945, con Hiroshima y Nagasaki y por consecuencia el término de la Segunda Guerra Mundial, pero como no recuerdo ninguna protesta pop contra la guerra fría que no sea de los 80’s, no puedo evitar pensar que el miedo al botón es algo únicamente 80ero.

Bueno … Mad Max II sería la aplicación cinematográfica de el miedo al botón, porque, para los que no han visto esta película, en Mad Max II, el planeta se encuentra en un especie de apocalipsis debido a una guerra donde “hubo un gran incendio que arrasó con los edificios” … cito una voz en off que dice aquello al inicio de la película.

Es por todo esto que pienso que Mad Max II es un testimonio 80ero muy sensible. Si usted quiere sensibilizar a su hijo acerca de cómo eran los lolitos ochenteros más rockeros, muéstrele Mad Max II … hágame caso, se va a acordarse de mi.

Retomando lo da las tribus urbanas, hace unos años atrás, cuando en Chile volvíamos a la democracia y los 90’s hacían de las suyas, surgió una serie televisiva extremadamente noventera … mira, yo no se qué es ser noventero, pero cuando pienso en Los Expedientes X, siento que los 90 toman forma.

Es en un capítulo de esta serie, donde las tribus urbanas fueron usadas para saciar la sed de combate del espectador. Me refiero a que el guionista se dio cuenta de que hay un espectador ávido por saber quién gana. Entonces en aquel capítulo, el guión reúne en un bar distintos grupos (de a cuatro o cinco individuos, creo recordar) de distintas tribus urbanas. Recuerdo haber visto (espero no estar inventando) metaleros, neo-nazis, raperos, e incluso gángsters.

Todas estas pandillas anhelaban el mismo objeto, o algo así … es que no recuerdo bien. Pero era un motivo o un objeto que haría que las pandillas se enfrentaran a balazos en breve.

El uso de tribus urbanas para comunicar en el cine, creo que es un recurso muy poco usado, y por poco usado, de uso muy superficial.

La única otra película que recuerdo que haya usado tribus urbanas, es X-Men III, donde vimos algunos personajes del cómic caracterizados como darks, góticos … había un skin-head por ahí … en fin. ¡Ah!, incluso en X-Men I no me van a negar que Dientes de Sable no era un metalero de tomo y lomo.

Las tribus urbanas en una escena, por contraste, son muy útiles para establecer vínculos emocionales con el espectador, porque echan mano de estereotipos. Por ejemplo, si en una fotografía ves a un hippie vegano y pacifista (y por esta vez, bañadito) combatiendo a un flaite, ¿a quién repudias? … B) por si sola

Entonces es esto: las tribus urbanas, como recurso cinematográfico, pueden ser un enganche bastante atractivo … no por nada Mad Max quedó en el recuerdo de suficientes personas, como para hacer un remake treinta y cuatro años después.

Voy a ir a ver Mad Max Fury Road, a ver si aquello de las tribus urbanas ha sido aplicado de nuevo.

Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Tags: , ,


About the Author



Una respuesta a El Mad Max 80ero y las tribus urbanas

  1. Enrique Sepúlveda Enrique Sepúlveda dice:

    Son como bien parecidas las 2. Yo sin embargo recuerdo la 1 y la 3. La 2 no la tengo tan clara en la memoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top ↑