Ir mad max fury road

Published on junio 4th, 2015 | by José Luis Navarrete

1

Mad Max Fury Road y el reciclaje

Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

En una columna que escribí hace unas semanas, hice un compromiso tácito consistente en no escribir acerca de Mad Max Fury Road, porque un compañero de blog ya lo había hecho (link).

Pero hace tiempo que tengo algo en mente que pienso inmortalizar aquí, así que voy a romper aquella promesa que no le hice a nadie … me amparo en el manual de ética de política electoral.

Es que cuando escribes una idea y luego la lees, comienzas a darte cuenta que tu idea tiene miles de detallitos que debes cambiar y/o aclarar y/o afinar. Escribir una idea (y luego leerla) significa desarrollar esta idea.

Hoy quiero pelar el cable con un recurso standard del cine: el reciclaje y/u homenaje.

Por reciclaje me refiero a aquello de reciclar (dentro de una película) personajes, escenas, máquinas, sonidos, diálogos, etc aparecidos en otras películas. De hecho, para que se trate de un reciclaje, el objeto reciclado debe ser de otra película.

Por ejemplo, si vemos a Frodo apareciendo en la segunda entrega de El Señor de los Anillos, esta reaparición no es un reciclaje, es simplemente Frodo. Pero si vemos a Lou Ferrigno (el Hulk de los 70s) apareciendo en Hulk (de las últimas que se hicieron), si es un homenaje.

El resultado fallido de un reciclaje/homenaje es el refrito.

Un refrito es un soporte audiovisual que recicla alguna parte (o todo) de otro soporte audiovisual, pero lo hace sin ninguna fuerza, sin emoción, sin alma. Es por el refrito que me veo obligado a escribir “reciclaje/homenaje”, ya que el refrito recicla, pero no homenajea.

El concepto de reciclaje es mi punto de partida para hablar de Mad Max.

Era apuesta segura que Mad Max Fury Road sería, como película, un reciclaje de principio a fin. Mad Max 2015 (así le diré de aquí en adelante) es un remake, así que el reciclaje es lo único probable.

Como reciclaje, Mad Max 2015 tiene unas pifias pequeñitas, creo yo; ¿se acuerdan del punk que era el principal guerrero de lord Humungus, en Mad Max 1981?, bueno, creo que la persona a cargo del casting de Mad Max 2015 recicló mal a este personaje.

El punk de Mad Max 1981, de nombre Wez, era un actor que con la pura cara de loco ya te intimidaba. El zombie de Wez, o versión 2015, es un especie de luchador de la WWF que tiene cara de bonachón, y salta a la acción solo al final, cuando la sangre y violencia ya tiene al espectador con demasiada adrenalina como para temerle a un aparecido.

Según la red el Wez reciclado, de nombre Rictus Erectus (Nathan Jones), podría ser un reciclaje de varios personajes más; podría ser la amalgama de lord Humungus+Wez+Master Blaster. Si es así, puede ser que el casting no haya estado tan mal … pero para Wez no le alcanza.

Rictus Erectus y otras cinco personajes, unas minas que parecían modelos de alta costura de pasarela europea, son lo más débil para mi.

Pero creo que lo bueno le gana a lo malo.

Se me habían olvidado algunos rasgos de la película original que, cuando reciclan en la versión 2015, me provocaron la siempre grata sensación de retroceder en el tiempo. Recursos como el lenguaje primitivo/tribal que ocupaban los personajes en Mad Max 1981, reaparecieron después de treinta y cinco años dándome una satisfacción tremenda.

Nota: lo del lenguaje primitivo y tribal, recuerdo que le sacaron más provecho en Mad Max Beyond Thunderdome (1985).

Cabe mencionar que Mad Max 2015 recicla/homenajea objetos de las tres películas antiguas, aunque es obvio que el eje del remake es Mad Max Road Warrior (1981).

Pero en Mad Max 2015 hay un reciclaje que no es formal. Y es que se pueden reciclar conceptos y los conceptos provocan sensaciones en el espectador. Ya no formas concretas.

En Mad Max 2015 se ven diseños de máquinas, edificios y cosas que, si bien no las vimos en Mad Max 1981, por alguna razón, son totalmente Mad Max. ¿Cómo se logra esto? … tengo una teoría que la explicaré desde lo concreto:

¿Alguien recuerda el videoclip “Wild Boys” (“Chicos Salvajes”) de Duran Duran del año 1984?. En este videoclip se muestra un robot que es solo un busto humanoide, pero de apariencia sospechosamente semejante a una casta de guerreros que aparecían en Mad Max 2015. A los miembros de esta casta se les llamaba genéricamte “War boys” (“Chicos-guerra”).

Entonces:

  • el robot de “Wild boys” igual a los “War boys”
  • Wild-boys y War-boys

… ¿coincidencia?.

¿Por qué se pudo insertar en Mad Max 2015 un objeto que no pertenece a la película Mad Max original? … porque hace treinta y tantos años atrás George Miller, director de todas las Mad Max, parió un concepto de ciencia ficción, un subgénero del género, y Wild Boys es una instancia de este sub-género … miren todo el videoclip Wild Boys y díganme si no parece ser el videoclip oficial de Mad Max 1981.

George Miller no necesita llamar únicamente a Mad Max para invocar a Mad Max.

Aquí van algunos reciclajes (¿refritos?) de Mad Max:

Su influencia todavía se deja sentir:

Hasta wikipedia lo reconoce (ir a sitio).

… sin mencionar que deben haberse creado chistes, comerciales, peinados y quizás cuántas otras manifestaciones inspiradas en Mad Max. Pero son todas lo mismo, son todas un concepto … son todas la misma sensación.

Es como si existiera una memoria colectiva Mad Max.

Las alusiones en Mad Max 2015, por ser de muchas fuentes distintas, impiden que seamos conscientes de todas y cada una de ellas.

Yo creo que George Miller, en Mad Max 2015, creó una trampa, donde el espectador nostálgico queda rodeado de estas muestras de ciencia ficción apocalíptica 80era. Y mucho mejor si el espectador no es consciente de dónde proviene tal personaje, tal auto, tal sonido, tal edificio, porque así el subconsciente hace lo suyo; nos regala una sensación.

Además de esto, siento que Mad Max 2015 es virtuosa reviviendo todo el poder del Mad Max original.

Acá está “la obra” de George Miller (no lo digo con sarcasmo, sino con agradecimiento) que vuelve varios años después a cosechar de sus tres semillas (las 3 Mad Max), pero también de las semillas que nacieron a partir de estas tres semillas.

Para mi, ir a ver Mad Max Fury Road fué como revisar antiguas fotos, o ver antiguas filmaciones en formato super-8, o mirar mis viejos cassettes, etc. Mad Max Fury Road es otro de aquellos objetos que reciclan sensaciones muy antiguas. Sensaciones que, debiendo ser subjetivas, intransmitibles e inexplicables, ahora gracias a George Miller son objetivables, compartibles y explicables.

Vayan a ver Mad Max Fury Road, cuarentones. Volverán a sentir que un auto oxidado y gastador es más deseable que cualquier auto full-equipo nuevo. Vuelvan a disfrutar del metal pesado y oxidado, de los chistes visuales acerca de la brutalidad del ser humano, de aquel retraso tecnológico que es más deseable que cualquier producto Apple, de la suciedad y pobreza al estilo del desierto, de los diálogos que usan palabras e ideales exóticos, de la cotidianidad de saltar de un vehículo a otro a toda velocidad, de la muerte por volcamiento automovilístico como fenómeno muy probable, de la no-moral rockera … ¡uf! … de Mad Max.

Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Email this to someone


About the Author



Una respuesta a Mad Max Fury Road y el reciclaje

  1. Yo de lo que vi en una entrevista y finalmente con lo que me quedé, es que esta es una parte de la historia de Mad Max. Mas que secuela, es algo parecido a Conan, donde un narrador va contando historias sin seguir un orden cronológico. Esta es una historia en la vida de Max.

    Lo que mas me gusta es el potencial de mito, es decir imaginar en lo que se transforma lo que vemos luego de que se ha contado en una o dos generaciones oralmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top ↑